Tras casi 25 años de presencia periodística en Querétaro, desde la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro, Tribuna de Querétaro ha decidido encausar #VerificadoTribuna. Un ejercicio enmarcado en los proyectos de observación sobre la veracidad de la información (Fact-Checking) a nivel mundial.

Realizaremos actividades en medio del proceso electoral estatal 2021 a fin de dar nuestro aporte a la democracia queretana. Estamos ciertos que la claridad informativa de la diversidad de contendientes abonará en ello.

Trabajaremos en dos productos, básicamente:

  1. Verificación de noticias falsas (infodemia)
  2. Verificación del discurso de las y los candidatas y candidatos (fact-checking)

Los resultados obtenidos en cada verificación y de los cuales nos hacemos responsables serán los que aparezcan en el micrositio que hemos habilitado dentro de nuestra página web verificado.tribunaqueretaro.com, mismos que serán distribuidos por los canales sociodigitales de Tribuna Querétaro etiquetados con el hashtag #VerificadoTribuna.

image1.jpg
Image
Image

¿Qué consideramos infodemia?

Es toda aquella información que se distribuye sin un remitente verificable, cuya finalidad principal es generar confusión o engañar a la audiencia.

Es información que ha sido sacada de contexto y presentada en forma de “noticia” a través de material manipulado. El hecho ocurrió pero se distorsiona el mensaje original, las imágenes del evento o la declaración del protagonista para dar un mensaje particular.

¿Cómo las seleccionamos?

Tiene que ser información viralizada en medios tradicionales y/o sociodigitales, que cuente con más de mil interacciones —compartidos en Twitter, Facebook u otras redes—; o que se haya convertido en noticia para la opinión pública.

Es un rumor o un mito. Información que circula en redes sociales desde tiempo atrás y se sigue distribuyendo entre los lectores aunque, quizá, ya exista algún desmentido.

¿Cómo la verificamos?

1. Revisamos la fuente de publicación. ¿Quién la publicó? ¿Cuándo? ¿Menciona supuesta fecha, lugar de los hechos? ¿otros medios lo están replicando?

2. Contrastamos la información con datos y hechos. Si se trata de un video o una imagen se buscan las originales: ¿de cuándo es esa imagen? ¿está manipulada?

3. Buscamos otras fuentes: testigos, anfitriones o asistentes a los eventos.

4. Revisamos información estadística y académica vinculada al tema y consultamos con especialistas en el tema.

5. Siempre tenemos captura de pantalla de las noticias falsas, NO publicamos link a los sitios que difunden esta información.

7. Seleccionamos una de las cuatro categorías para infodemia:

  1. Falso
  2. Engañoso
  3. No se puede probar
  4. Verdadero

Verificación del discurso

Revisamos lo que dicen los candidatos o actores políticos de nuestro estado, para saber si sus dichos son verdad o mentira.

Para la verificación del discurso nos basamos en la metodología de El Sabueso de Animal Político, que cuenta con la certificación de fact-checker de la Red Internacional de Fact Checking del Instituto Poynter.

La metodología que hemos asumido como válida, consta de seis pasos:

1.   Seleccionamos una frase, tuit o posteo en alguna de las redes sociales del candidato o candidata.

2.   Nos dirigimos a fuentes oficiales u originales, en caso de haber sido citadas, y las contrastamos con el mensaje del candidat@. La posible concordancia, no implica veracidad en la información.

3.   La información se contrasta con otras cifras o investigaciones validadas o con expertos en la materia.

4.   La frase seleccionada se contextualiza en un ámbito social, económico y/o temporal.

5.   La frase se confirma, refuta o pondera.

6.   La afirmación se califica con una de las ocho categorías y publicamos el resultado.

Una vez cumplidos estos pasos, se asigna una de las siguientes categorías:

  • Verdadero: cuando una vez contrastada con cifras oficiales y/o de mayor rigor, la información se sostiene.
  • Verdad a medias: si las fuentes consultadas sostienen la afirmación, pero se omiten datos o modifica el contexto, requiriendo un matiz a lo expresado.
  • Discutible: la veracidad de la información depende de la metodología que se utilice para comprobarla.
  • No se puede probar: cuando los datos oficiales disponibles o las investigaciones disponibles son insuficientes para calificar la información como verdadera o falsa.
  • Engañosa: la información puede coincidir con algunos datos. Pero, han sido manipulados para generar el mensaje. #VerificadoTribuna no asume intencionalidad en la forma en que se expresó la información.
  • Casi falso: de los datos que contiene la afirmación, sólo uno es veráz.
  • Falso: la afirmación no se sostiene tras el ejercicio de contraste de la información.
  • Ridícula: la afirmación no sólo es falsa, sino que se aleja exageradamente de lo que indican los datos rigurosos.

Política de corrección

¿Nos quieres enviar una aclaración a algo que hemos publicado?

Puedes escribir a tribunadequeretaro@uaq.mx o entrar en contacto con nosotros a través de redes sociales en Facebook y Twitter.

Image
Image

¿Qué haremos con lo que envíes?

Recibiremos la aclaración y la revisaremos.

Si algún/a protagonista de la historia publicada solicita una petición de corrección, postura, o aclaración, ésta se publicará íntegra en el micrositio de #VerificadoTribuna y se avisará a los lectores que la recibimos para que puedan leerla. Después:

El equipo responderá a esa postura o aclaración.

La aclaración y respuesta del equipo de #VerificadoTribuna se publica en el mismo texto que lo motivó.

En el texto publicado se agrega una nota del editor que explica:

– El cambio que se realizó, si es necesario corregir algo.

El anuncio de que se envió una aclaración que no implicó cambio en la nota original, pero se añadió.

En redes sociales se difunde que la parte interesada envió una aclaración y se explica a la audiencia el argumento.