Viernes, 16 Abril 2021 09:37

Falso que todos los vacunados con AstraZeneca presentan trombosis

Escrito por Ricardo García / Axel Illescas / Susana Ramos

Durante las últimas semanas ha circulado información falsa en grupos de aplicaciones como WhatsApp y Telegram, donde se dice que la vacuna desarrollada por AstraZeneca es inservible e incluso mortal, esto después que se presentaran trombosis en algunas personas vacunadas con AstraZeneca.

El equipo de Verificado Tribuna se dio a la tarea de averiguar la realidad sobre estos rumores de la vacuna AstraZeneca, encontrando evidencia científica y oficial que los desmiente y puede dar un panorama mundial e incluso local, en el caso de México, acerca de los riesgos sobre la vacunación, los cuales siguen siendo infinitamente menores a los riesgos de no vacunarse.

AstraZeneca, la vacuna más accesible para la mayoría de las naciones

Según el análisis de la fase 3 de AstraZeneca, en esta vacuna demostró una eficacia del 76 por ciento para prevenir el COVID-19 sintomático y del 100 por ciento para prevenir la enfermedad grave y la hospitalización, por lo que al estar vacunada, una persona tiene alrededor de un 25 por ciento de probabilidad de adquirir el virus pero ya no existe posibilidad alguna de sufrir complicaciones por COVID-19.

En particular, en participantes de 65 años o más, la eficacia de la vacuna fue del 85 por ciento, un gran punto a favor de AstraZeneca, ya que se creía que esta vacuna no era efectiva en personas mayores de 65 años debido a que los ensayos clínicos contaban con poca población de más de 55 años y no había una muestra estadísticamente significativa como para probar su eficacia entre ellas, llegando a ser retirada como opción para este sector de la población.

La vacuna de AstraZeneca se caracterizó desde un principio por su bajo costo, (alrededor de 2.5 dólares por dosis en Europa) ya que forma parte de Covax, una iniciativa global de la Organización Mundial Salud (OMS) que tiene como objetivo distribuir dos mil millones de dosis de vacunas a 92 países de ingresos bajos y medianos a no más de 3 dólares por dosis.

De igual forma, la vacuna anglo-sueca resalta por la facilidad de almacenamiento, ya que se puede almacenar entre 2 y 8 grados Celsius hasta por 6 meses, lo que significa que puede ser conservada incluso en un refrigerador doméstico. Estos factores la convirtieron en la vacuna más accesible para la mayoría de las naciones, por lo que hasta el pasado 9 de abril fue administrada en 115 países, lo que la coloca como la vacuna más usada a nivel global.

 Comparación entre las diferentes vacunas que han sido utilizadas en México hasta el momento | Con información recopilada por Animal Político

Los mínimos casos de trombosis en Europa

El 4 de abril de 2021 la Agencia Europea de Medicamentos (EMA en inglés) a través de su Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC en inglés) confirmó que hasta el 22 de marzo, cuando alrededor de 25 millones de personas habían recibido la vacuna de AstraZeneca en Europa, había registrados sólo 86 casos de trombosis (0.00034 por ciento), 62 cerebrales y 24 abdominales; de los cuales 18 acabaron en fallecimiento (0.000072 por ciento).

La EMA recalcó en este informe hecho la primera semana de abril, que dichos coágulos sanguíneos inusuales con plaquetas bajas en sangre deben ser incluidos como “efectos secundarios muy raros” de la vacuna de AstraZeneca, y expuso que la relación beneficio-riesgo general sigue siendo altamente positiva.

A pesar de los estudios, los expertos de la EMA no han podido identificar un factor de riesgo para las trombosis, como la edad, el sexo o un historial médico previo, aunque una “explicación probable es que se trata de una respuesta inmune a la vacuna en algunas personas”, por lo que el PRAC ha solicitado nuevos análisis para recopilar más información y tomar las medidas adicionales necesarias.

Por su parte, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA en inglés) de Reino Unido, indicó que hasta el 31 de marzo en dicha región inglesa se registraron 79 casos de trombos coincidente con un bajo número de plaquetas en personas que recibieron la primera dosis de AstraZeneca. De estas, 19 personas perdieron la vida, tres de ellas menores de 30 años. Del total de afectados, 51 fueron mujeres y 28 hombres.

Hasta esa fecha Reino Unido había inyectado más de 18 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca. Esto equivale que la vacuna causó un caso de trombosis por cada 250 mil personas vacunadas (0.0004 por ciento) y una muerte por cada millón de dosis aplicada (0.0001 por ciento).

Hasta el 4 de abril de 2021, se notificaron un total de 222 casos de trombosis en países de Europa, según reportes de la EMA.  Hasta ese día, 34 millones de personas habían sido vacunadas en los países del Espacio Económico Europeo y el Reino Unido, lo que significa que el 0.00065 por ciento de las personas vacunadas presentaron algún tipo de trombosis. Hasta ahora, la mayoría de los casos notificados han ocurrido en mujeres menores de 60 años dentro de los 15 días posteriores a la vacunación

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que ante la evidencia mostrada por las agencias médicas, continúa recomendando la vacuna de AstraZeneca, ya que sus beneficios superan los riesgos de trombosis presentados hasta el momento.

Algunos países tomaron medidas ante los reportes de trombosis

Hacia mediados de marzo, más de doce países europeos decidieron frenar el proceso de aplicación de la vacuna elaborada por AstraZeneca, como medida de precaución después de que se presentarán los primeros casos de trombosis venosa en la región de Europa. Sin embargo, se reanudó la vacunación con la dosis anglo-sueca después que la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, aseguró que se trata de una vacuna segura y eficaz.

El comité asesor de vacunas del Reino Unido, decidió ante los casos de trombosis que a las personas menores de 30 años que estén sanos y que no estén en riesgo de desarrollar COVID-19 severo se les debe ofrecer una vacuna alternativa siempre que sea posible. Esto tomando en cuenta la ecuación riesgo-beneficio de dicho país, ya que en otros países del mundo las condiciones de población y recursos de vacunas son diferentes.

Bélgica anunció que restringiría AstraZeneca para los mayores de 56 años, Italia  recomendó reservarlo para los mayores de 60 años. España dijo más tarde que la estaba restringiendo a personas de 60 a 69 años, Francia la recomendó sólo para personas de 55 años o más. En Alemania, arriba de los 60, más los grupos prioritarios. Noruega, que no es miembro de la UE y Dinamarca tienen una suspensión total.

La “ecuación riesgo-beneficio”

Para tener un panorama amplio de las recomendaciones emitidas por agencias reguladoras europeas y las acciones de los países, es importante poder comparar los daños potenciales y beneficios potenciales que cualquier tratamiento médico trae consigo. 

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido, ha sido la referencia de muchos países en todo el mundo, ya que presentó unos escenarios para comparar el pequeño riesgo de la vacuna de AstraZeneca con los beneficios que reporta. Los resultados de estos cálculos estimados los resumió y presentó la Universidad de Cambridge, en un gráfico que compara el riesgo de sufrir una trombosis con la vacuna.

IMAGEN 2En la tabla anterior, explica que, de acuerdo a la edad, existe mucho mayor riesgo de ser internados en las salas de cuidados intensivos debido al COVID-19 (izquierda) que riesgos de desarrollar coágulos sanguíneos al ser vacunados con AstraZeneca (derecha).

Para las personas mayores de 60 años, los cuales son considerados la población de mayor riesgo, de 100 mil personas solo 0.2 presentaron un caso de trombosis debido a la vacuna, mientras que el riesgo de ser internada es 200 veces mayor. La comparación de riesgos entre trombos y una hospitalización por COVID-19 en las personas menores de 30 años, es sólo del doble, esto llevó a las autoridades inglesas a recomendar en esta población una vacuna distinta.

La conclusión del estudio mostrado en la gráfica anterior es claro en lo que respecta a la población general: incluso si la incidencia es baja, vacunarse es mejor. Sin embargo, de acuerdo al estudio, al tomar decisiones también es importante tener en cuenta otras variables como lo son la disponibilidad de vacunas, tiempo de exposición al virus, y diferentes causales que pueda presentar cada país.

Estimaciones de riesgos en México

De acuerdo con las relaciones de riesgo-beneficio hechas por la Universidad de Cambridge, se pueden replicar los datos para tener estimaciones ante el uso de la vacuna AstraZeneca en México, pero, tomando en cuenta el contexto mexicano.

Hasta el 9 de abril de 2021, de las 10 millones 984 mil 869 vacunas aplicadas en México, se notificaron 616 reacciones adversas o Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (ESAVI) en AstraZeneca, lo que representa el 0.0056 por ciento del total de vacunas aplicadas; de estas reacciones adversas, 20 casos fueron graves, 0.0001 por ciento. Como se puede ver, la probabilidad de padecer alguna complicación grave derivada de la administración de la vacuna es mínima.

Una persona fue registrada con trombo después de haberse vacunado con AstraZeneca. Pero de acuerdo a la Secretaría de Salud Federal (SS), el caso se presentará al comité nacional de expertos en los próximos días y será allí cuando dictaminen su clasificación final, por lo que aún no se tiene registro de ninguna trombosis atribuible a esta vacuna en nuestro país.

Usando los datos de la EMA y la tabla por edades realizada por Cambridge, se realizó la siguiente gráfica comparativa para México, esto para mostrar el riesgo de sufrir una trombo al aplicarse la vacuna de AstraZeneca (derecha).

Al tratarse de una comparativa para México, se usa lo estimado por Cambridge ya que los datos que proporciona el gobierno federal no están desagregados por edad o por cuántas vacunas del total de aplicadas pertenece a AstraZeneca.

IMAGEN 3Asimismo, en la gráfica anterior se aprecia por edades  la tasa de letalidad del virus en México; la cual es la probabilidad de fallecer después de haber sido diagnosticado con COVID-19. Según lo informado por la Secretaría de Salud, hasta el 9 de abril de 2021, dicha tasa de letalidad es en promedio del siete por ciento, pero esta cifra varía de acuerdo a la edad. Así, revisando los datos ofrecidos por el Tablero Conacyt del gobierno federal, hasta esa misma fecha se obtuvo la estimación de perder la vida según la edad (izquierda color azul).

De igual forma, de acuerdo a la misma página del Conacyt, se sabe que el riesgo promedio de ser hospitalizado por COVID-19 en nuestro país es del 18.72 por ciento. De acuerdo a la edad este riesgo es diferente, en la misma gráfica se muestran los resultados (izquierda color amarillo).

La gráfica muestra que una de cada cuatro personas diagnosticadas con COVID, de entre 50 y 59 años, fueron hospitalizadas; una de cada diez perdió la vida. Cuando la edad aumenta, entre 60 y 69 años, se ha mostrado que en México casi una de cada cuatro personas fue hospitalizada y dos de cada cinco perdieron la vida.

En personas de más de 60 años, el riesgo de sufrir una trombosis al recibir la vacuna de AstraZeneca es 8 mil 200 veces menor que el de ser hospitalizado. En personas menores de 30 años, el riesgo de sufrir una trombo es 3 mil 300 veces menor que el de ser hospitalizado por COVID-19.

Esta comparación de riesgos muestra que al aplicarse la vacuna de AstraZeneca, el efecto secundario raro de una trombosis sigue siendo infinitamente menor que los riesgos por no vacunarse.

Hasta el momento la Secretaría de Salud Federal ha dicho que “no hay ninguna indicación en este momento que sugiera suspender el uso (de AstraZeneca)”. Asimismo, el 08 de abril en conferencia de prensa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la dosis de AstraZeneca es la que recibirá en días próximos. 

Por todo lo anteriormente expuesto, el equipo de Verificado Tribuna considera que es falso que todas las personas a quienes se les aplique la vacuna AstraZeneca sufrirán de una trombosis, ya que esto sólo es un efecto secundario inusual. Las agencias regulatorias de medicamentos a nivel mundial y federal siguen recomendando su uso, y como se expuso en este artículo, incluso en México, los beneficios de la vacunación siguen siendo enormes para toda la población.